Tarta infantil de Mickey Mouse de bizcocho relleno de trufa decorada con fondant

Hola a todos y todas!

Espero que esteis disfrutando de las recetas del blog. Esta vez quiero enseñaros una tarta que hice para el cumpleaños del hijo de una gran amiga. Es muy sencilla, lo único que requiere un poco de tiempo  y dedicación para la decoración, la verdad es que hasta que uno no se pone no ve el trabajo que lleva decorar este tipo de tartas.


Tarta infantil de Mickey Mouse de bizcocho relleno de trufa decorada con fondant



Para el bizcocho
Ingredientes:
  • 400 gramos de azúcar
  • 420 gramos de harina
  • 8 huevos
  • 40 gramos de mantequilla sin sal
  • 8 gramos de levadura química (royal)
  • 1 molde alto (18x10cm)

En un bol ponemos el azúcar y los huevos y batimos con las varillas hasta conseguir una espuma amarilla con el doble de volumen. Añadimos la harina con la levadura previamente tamizada y removemos lentamente para que no pierda aire.
Precalentamos el horno a 180º.
Engrasamos el  molde con mantequilla y vertemos la mezcla al molde. Horneamos durante 25 - 30 minutos.
Cuando esté lo dejamos enfriar antes de desmoldar.

Para el relleno y la cobertura antes del fondant
Ingredientes:
  • 200 gramos de chocolate para fundir
  • 2 vasos de nata líquida para postres
  • 160 gramos de azúcar

Troceamos el chocolate y lo fundimos al baño maría. Una vez que esté fundido añadimos una cuarta parte de la nata y sin montar, mezclamos y obtenemos una salsa homogénea. Dejamos enfriar.
Montamos el resto de la nata (procuramos que esté bien fría y si es posible lo haremos sobre un recipiente con agua fría y hielo). Cuando empiece a montar vamos incorporando poco a poco el azúcar hasta obtener una nata consistente.
Después mezclamos con cuidado la salsa de chocolate con la nata montada hasta conseguir una mezcla de chocolate con leche o trufa densa.

Desmoldamos el bizcocho ya frío y lo dividimos en tres pisos. Rellenamos con la trufa y cubrimos con ella. (Procuramos igualar y alisar todo bien).


Para la decoración
  • Fondant de colores (Os aconsejo comprar el fondant en tiendas especializadas pues son de mejor calidad y se trabajan mejor que los que venden en grandes superficies).
Elegimos los colores y para cubrir la tarta amasamos bien y dejamos el fondan igualado cubrimos la tarta con el fondant como si fuera una manta, alisamos bien y cortamos lo que sobra.


Para el Michey utilizamos una plantilla hecha con papel y lo vamos recortando por piezas para luego unir todo.



Centramos la figura principal y terminamos el resto de la decoración , por ejemplo con estrellas.

Las estrellas y el nombre están hechas con molde.





Y para terminar un truquito. Cogemos la plancha de la ropa y la llenamos de agua, la ponemos en posición de vapor y con cuidado vaporizamos la tarta para darle brillo.

¡Espero que os haya gustado!

Comentarios

  1. ¡Madre mía qué pinta, Mari Carmen!

    Si es así en fotos... ¡Cómo será tenerla entre el plato y el tenedor! ¡Y qué curioso el truco de la plancha!
    Vamos, el paraíso de un goloso (como lo es un servidor)

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Israel!

      Estaba deliciosa, doy fe. Sólo nos dio tiempo a ponerle la vela y echarle un par de fotos porque voló. Además, a los niños les encantó y a los padres los dejó con los ojos como platos.

      ¡Nos leemos!

      Saludos!!

      Eliminar
    2. La verdad es que da pena comerse una tarta tan especial hecha con tanto cariño....originalidad...paciencia...cariño y un gran afecto dan como resultado una tarta tan magnifica. Seguro que a Roberto le hizo gran ilusion....

      Eliminar
    3. ¡Hola, Noelia!

      Pues sí, llevas toda la razón. Es una tarta completamente artesanal, hecha a mano para una persona en concreto, por lo que es especial, única y personalizada. En cada detalle ponemos nuestro esfuerzo, dedicación y empeño para entregar un buen trabajo. Pero lo que más ponemos es cariño.

      Besotes!!!

      Eliminar
  2. Tiene una pinta tremenda, pero también es cierto que debe costar mucho andar con la decoración a vueltas. Me la anoto :) aunque que sepas que con estas cosas terminaré cogiendo una de kilos....

    Un besiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Ali!
      Este tipo de tartas sólo las hago para ocasiones especiales o por encargo, por lo que no suelo comerlas mucho, sólo cuando hago para amigos y familiares, que entonces sí que pruebo una porcioncita. Y luego... mucho ejercicio, para quemar todo, jejeje.

      ¡Nos leemos!
      Besotes!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

"La biblia de barro" de Julia Navarro

El lápiz del carpintero - Manuel Rivas

"Antígona" de Sófocles (Análisis literario - Entrega 2)