Resumen de lectura: "Ébano" de Ryszard Kapuscinski

Después de leer este apasionante libro he decidido hacer un especial, el cual espero os guste.



"Ebano" de Ryszard Kapuscinski




TÍTULO: "Ébano"
AUTOR: Ryszard Kapuscinski
EDITORIAL: Anagrama (Edición en tapa blanda)
Nº PÁG.: 352 páginas
ISBN: 9788433925459
PRECIO: 19,90 €

 

¡Atención! Hay spoilers

Ryszard Kapuscinski debutó como periodista, a la edad de 17 años, en la revista polaca "Hoy y mañana" . Autor de más de 20 libros, destacan: "La guerra del fútbol", "El emperador", "El Shah".
El autor nos cuenta sus impresiones sobre su viaje y estancia en África.
Lo primero que destaca es su climatología diferente, lo que hace que el paisaje también lo sea. Lo compara con el Norte de Occidente.
Las ciudades de África también son distintas. En ellas hay una gran vida social, pues todo el mundo vive en la calle debido a las casas tan pequeñas y sin ventilación.
También destaca la jeraquía de obediencia, incluídos los niños, pues los pequeños de dos años hacen caso a los mayores de cuatro y así sucesivamente, pudiendo los padres despreocuparse de ellos, ya que se cuidan los uno a los otros.
Se entrevista con Kofi Baco, ministro de educación e información. Le habla de los problemas que hay en Ghana: el aumento de los precios por encima de los estipulados por el Estado por parte de los vendedores y problemas de analfabetismo.
Allí el calor es acuciante y las corrientes de aire son muy valiosas.
En África, la religión está presente por todas partes. El mundo espeiritual es rico y complejo. Creen en la existencia de tres mundos diferentes, pero ligados entre sí:
  • La realidad visible y tangible: Compuesta de seres vivos (personas, animales y plantas) y de le objetos muertos (piedra, agua, aire).
  • Los antepasados: aquellos que han muerto antes que nosotros, pero que en un sentido metafísico siguen vivos y capaces de influir en la vida real.
  • El reino de los espíritus : llevan una existencia independiente pero al mismo tiempo viven dentro de cada ser, sustancia y objeto.
Al frente de estos tres mundos está el ser supremo, Dios.
En África el tiempo aparece como conscuencia de nuestros actos y desaparece si lo ignoramos o dejamos de importunarlo. El tiempo es una realidad pasiva dependiente del hombre. Todo lo contrario de la manera de pensar europea, pues en Europa, el hombre es siervo y depende del tiempo.
A pesar de todo, los avances técnicos no han llegado al África más profunda, donde sus habitantes siguen llevando una vida nómada para poder sobrevivir.
El autor cuenta por encima la historia reciente de África, desde el colonialismo a su independencia, además alude también al S. XV, época del comercio de esclavos.
Para el autor, el elemento principal de las realciones entre africanos y europeos es la diferencia racial, el color de piel: blanco / negro. Donde el blanco es superior al negro. Ideología que apoyaba el sistema e la dominación.
Luego nos habla de política, del África independiente, étc.
Una costumbre distitna a la de los europeos es el saludo efusivo, chocando las manos con gran ímpetu e impulso y mostrándose vivo y muy contento desde el primer segundo.
Dice que los antropólogos saben que la esencia de África consiste en su diversificación y deferenciación. Cada pueblo tiene su cultura propia. Son sociedades de tipo matriarcal. El pasar del tiempo en compañía de la familia y los allegados es ina importante tradición. 
La sociedad está divida en clanes, done el clan está encabezado por un jefe, elegido en asamblea por un consejo de ancianos.
La brujería es un tema tabú.
En África el individualismo es sinónimo de desgracia, por eso, se debe compartir todo lo que se tiene, por lo tanto, la tradición africana es colectivista.
En alguans ciudades se puede observar una división por zonas: el mjor barrio pertenece a los blancos con grandes casas con jardines, el barrio de los comerciantes, muy bullicioso y después están las chozas de barro.
En algunos lugares de África, el color de la piel se convertía en un indicador muy importante. 
También habla de los peligros de la zona: manadas de animales, serpientes, étc.
El autor cuenta que se puso enfermo de "malaria mental", tuvo suerte y su amigo Leo lo econtró y lo llevó al hospital. Nos describe por encima algunos de síntomas de la malaria.
También habla de cómo los leones se comen los rebaños de los habitantes, aunque éstos los protejan con grandes vayas y alambradas. Incluso habla de ataques de leones a los hombres, especialmente de leones viejos que se separan de la manada. También habla de los elefantes y de cómo mueren en algunos lugares de África: ahogados en los lagos. Y hace alusión a los mosquitos. 
Además de malaria, el autor cuenta que también contrajo tuberculosis, pero a pesar de esto no regresó a su país.
Vio que allí había una gran riqueza de nombres, porque les ponían nombres que se le s ocurrían o sobre acontencimiento, personas importantes, étc. Sin embargo, con la introducción del cristianismo y el islamismo esta riqueza se ha ido reduciendo.
A pesar de todo,, el estar enfermo le ayudó para relacionarse, pues como estaba en un mundo en el que todo lo decide el color de la piel, su enfermedad hizo que los demás no lo vieran como un blanco todo poderoso, surgiendo de ello una cordialidad entre iguales y le invitaban a las casas.
Plantea el proble del hambre y la miseria, además de añadir el problema del paro, pues la mayoría del población no trabaja, ¿de qué viven?
Estando allí pudo observar los movimientos independentistas  y los problemas políticos internos, como por ejemplo un golpe de Estado en Zansíbar. Este gope de Estado se produjo porque los africanos estaban indignados y no querían que gobernaran los árabes con el apoyo de Londres.
Finalmente, 3 periodistas consiguen llegar a Zansíbar , una ciudad desierta y destruida. 
Vuelve a hablar del comercio de exclavos y de su ideología, tratando al "otro" como un "no-hombre", basándose en el desprecio y el odio obsesivos.
Son recibidos en Zanzíbar y conducidos al patio de una gran casa done había una gran reunión. Todo el mundo los mira con recelo.
Pronto, las sublevaciones comienzan a expandirse por toda África. Incluso hay rebeliones en el ejército. Sin embargo, la cuidad de Zanzíbar estaba tranquila y los días transcurrían sin acontecimiento alguno.
Mientras, el ejército había ocupado los aeropuertos y edificios gubernamentales y los miistros habían desaparecido.
Los periodistas querían salir de esa isla tranquila y llegar a donde se encontraban los acontecimientos. La única forma que tuvieron de irse de allí era en una lancha, sin embargo, una gran tromenta los devolvió a la isla.
El autor pudo alquilar un pequeño piso en una zona no muy recomendable para un hombre blanco, pero el insistía en vivir en la verdadera África.
Él observa que allí no se guarda nada, todo se consume en el acto, se vive al día. Y cada día es un obstáculo difícil de superar.
Muchos de los transeuntes no tienen un lugar fijo, son nómadas urbanos. La mayoría ha dejado la pobreza del campo y han ido a la ciudad ocn la esperanza de una vida mejor. También son gentes que suelen vivir en barrios de chabolas, pero también, muchas veces, estos barrios son derruidos por el gobierno para construir cualquier otra cosa en el ese terreno.
Allí, entre los más pobres, el robo no estaba mal visto porque para ellos era una forma de nivelar las desigualdades. Pero una forma cuirosa de parar los robos de su piso fue colocando plumas de gallo blanco en el travesaño de la puerta. 
Destaca los contrastes de temperatura en las zonas del desierto. Frío intenso y calor intenso (Sáhara). Sufrió la experiencia de pasar no sólo un intenso calor, sino también sed y alucinaciones debido a ella.
El paisaje de Etiopía Central es distinto al sel Sáhara, un paisaje de tierra seca y agrietada. Piensa cómo puede ser posible que viva allí gente. En estas zonas, la mayoría de los habitantes mueren en masa.
En los 70, África entra en una época de guerras, revueltas, golpes de Estado, además de epidemias y hambre; todo esto junto son síntomas de crisis y de luchas por el poder y conflictos étnicos.
Por los caminos abunda el bandidaje, especialmente de noche.
Es una zona de sequía, donde los animales se quedan sin pastos y mueren. Donde los nómadas que habitan esas tierras mal viven y se mueren de hambre si no llegan a los lugares de ayuda internacional (campamentos).
Cuenta que llegó a un poblado donde todos estaban descalzos y arapientos. Sin embargo, en la plza se podía ver el mercado local donde se vendía: cebada, mijo, judías, cebollas, tomates, étc. Había de todo, incluso galletas, azúcar, barquillos... Lo extraño es que el mercado estaba completamente en silencio y casi vacío.
En las calles adyacentes se veía un mundo distinto, en el suelo yacían personas hechas un verdadero esqueleto. Eran personas a las que la sequía les había dejado sin nada y habíanido a la ciudad con la espereanza de encontrar agua y comida, pero allí morían de hambre.
En el país había suficiente comida para todos, pero con la sequía los precios subieron demasiado, los pobres no tenían para pagar y se morían de hambre. El gobierno no intervino porque no quería reconocer que el país era víctima de la hambruna y se negaron a aceptar ayuda del exterior.
En Uganda, las calles de los pueblos están desiertas, y la mayoría de los comercios destrozados por el ejército, que saqueaba todo a su paso. Además, el gobernador (más bien dictador) se apoya en el ejército.
En áfrica, las guerras son guerras de niños, poruqe los adultos mueren también en dichas guerras y no sólo de eso, sino también de las epidemias, por lo que los niños son los que continúan las guerras. Entrar al ejército es un modo de supervivencia.
Se observan luchas tribales, especialmente por conseguir vacas, las cuales son consideradas un animal sagrado; sin embargo, estas luchas antes se llevaban menos número de muertos, pero la modernidad sólo ha llevado a esta zona las armas, por lo que las mismas luchas tribales se convierten en mascres.
Nos cuenta de pasada que en África los ritos funerarios son muy diversos.
En Ruanda, el sistema social era de tipo feudal y donde a mayor número de vacas, mayor era la riqueza, sin embargo, se produjeron luchas entre ganaderos y agricultores por las tierras, pues cada vez había mayor número de vacas y se necesitaban más tierras para los pastos.
Después de su independencia, una de las principales crisis de este país fueron las luchas étnicas. 
Muchas de las causas de todo lo que ocurre las atañen a la brujería. Incluso distinguen brujos buenos y malos. Para ellos nada ocurre por casualidad. Por lo que la brujería tiene un papel muy importante en su cultura.
A pesar de conseguir la independencia, estos países africanos que habían sido colonias siguen dominados y dependientes de sus metrópolis.
En la zona del desierto la sociedad también se divide en clanes. Son ganaderos porque n la arena del desierto no se puede cultivar nada. Los rebaños se componen de camellos, cabras y ovejas; sin embargo, el ganadao necesita pastos para  alimentarse y por eso es una zona donde es muy difícil vivir porque lo que domina es el hambre.
Con ayuda de potencias extranjeras formaban en África ejércios poderosos de mile sde soldados con misiles y armas químicas.
El desarrollo de África se cuestiona porque las clases medias cultas se van del país y sólo queda en él la masa del campesinado ignorante y explotado y los burócratas corruptos.
En África no hay una historia que se pueda transmitir en los libros, sino que su historia se transmite de generación en generación y cada generación la cambia y embellece, conviertiéndose así, la historia en mito.


El autor lleva al lector por parajes inimaginables de esa África de la que escuchamos numerosas historias, pero de la que desconocemos la esencia de su realidad, cubierta de silencio, soledad, magia y dolor.
En "Ébano", el autor recoge lo vivido en África. Va dibujando el perfil de esa África que en abstracto no existe, sino sólo cuando el observador es capaz de hundir sus pies en el fango, en el mundo mítico y variado, en la riqueza cultural de múltiples etnias y en la soledad de un continente que se rebeló contra años de colonización y saqueo.
África es un "océano, un planeta variado en sí mismo, un universo variado y riquísimo. Si lo llamamos África es solo para simplificar y por pura comodidad. A parte de la denominación geográfica en realidad, África no existe"
Nos ilustra un África enferma de "malaria cerebral" que corre peligro de muerte a manos de los guerrilleros y los dictadores. Muestra su miedo y su desesperación.  
Añade aspectos novedosos que ayudan a explicar el fin del colonialismo y el desarrollo del Estado en las jóvenes naciones africanas.

Comentarios

  1. ¡Hola, Mari Carmen! Muy interesante la entrada!! No conocia este libro pero me lo apunto sin duda :) Siempre es bueno descubrir nuevos autores :)

    Nos leemos!!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Laura!
      Me alegro que te haya resultado interesante. A mi este libro me gustó bastante. Muy diferente. Yo también intento, de vez en cuando, leer temática y autores que no conozco.

      Nos vamos leyendo!!!

      Besotes!!

      Eliminar
  2. Me sumo a lo dicho por Laura. Como siempre, una reseña muy interesante. Variar de temáticas siempre es un buen soplo de aire fresco.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto que es un soplo de aire fresco. Especialmente si la historia está bien, porque como sea un poco tostón y cueste trabajo leerlo... no sé yo. Procuro terminarlos todos, más que nada por amor propio. Pero cuando ya me voy por el 75 por ciento del libro y no me convence, muchas veces me planteo el dejarlo ahí. Menos mál que prácticamente no me suele ocurrir, pero cuando ocurre es horroroso debatirse con uno mismo sobre este tema tan trivial.
      Muchas gracias por comentar.
      ¡Nos leemos!
      Saludos!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

"La biblia de barro" de Julia Navarro

El lápiz del carpintero - Manuel Rivas

"Antígona" de Sófocles (Análisis literario - Entrega 2)